domingo, 14 de noviembre de 2010

Proteger la Privacidad de los Datos Haciendo Que Se Autodestruyan Tras un Tiempo

Los ordenadores e internet han hecho virtualmente imposible enterrar el pasado para las personas con cierto grado de actividad en tales medios. Ya sea por el robo del ordenador portátil, por una cadena incontrolada de reenvíos de lo que iba dirigido a unos pocos destinatarios, o por un simple rastreo en internet, aquel mensaje polémico escrito en un momento de enfado, o esa foto algo atrevida tomada durante una fiesta, pueden reaparecer tiempo después sacadas fuera de contexto y en circunstancias personales muy distintas a las originales, acarreando consecuencias desagradables en el ámbito laboral y en el personal.

Un equipo de expertos de la Universidad de Washington ha desarrollado una manera de hacer que esa clase de información desaparezca. Tras un periodo de tiempo predeterminado de antemano por el usuario, sus comunicaciones electrónicas como el correo, mensajes en Facebook y comentarios dejados en chats se destruirán automáticamente, y serán irrecuperables en sitios web, bandejas de entrada o salida de correo electrónico, servidores de copias de seguridad y ordenadores domésticos. Ni siquiera quien envió dicha información podrá recuperarla.

“Si le preocupa la privacidad, la internet actual es un lugar peligroso”, subraya Tadayoshi Kohno, especialista en computación de la citada universidad. Y cita, como ejemplo, que si la gente comprendiera las implicaciones de dónde y cómo sus correos electrónicos son almacenados, sería más cuidadosa o no usaría este medio con tanta frecuencia.

El equipo de científicos de la Universidad de Washington ha desarrollado un prototipo del sistema llamado Vanish que puede establecer un tiempo límite para el texto subido a cualquier servicio web a través de un navegador. Después de ese tiempo establecido, el texto escrito utilizando Vanish, en esencia, se autodestruirá.

No hay comentarios: