miércoles, 31 de julio de 2013

UNA BUENA COMPUTADORA EN EL 2013

 ¿Cuál comprar?
Si yo, que me creo muy “ducho” en este tema, me sentí saturado de información no me gusta pensar que pude pasar por la cabeza de una persona que no sabe mucho del tema, pero que es bombardeada por distintos vendedores que quieren empujar su propia marca.
Es por eso que ahora desarrollo una pequeñísima guía de cómo comprar una buena computadora que cumpla con las especificaciones básicas y que no sea muy cara.
Para ello vamos a pensar en un usuario que lo que requiere es ver su correo electrónico, navegar por Internet, realizar algo de labor en aplicaciones de oficina (Word, Excel, PowerPoint), guardar y manejar fotos así como música, jugar y ver películas o series.
Fuera de marcas y de modelos, son tres las cosas básicas que debemos de ver en una computadora:
  • Procesador
  • Disco duro (o dispositivo de almacenamiento)
  • Memoria RAM (que nada tiene que ver con la anterior)
Si aprendemos un poco sobre cada una de estas cosas, seguramente nos podremos hacer de un buen equipo:

Procesador
Este es el “alma” de su computadora, es la que determina a que “velocidad” trabajará y cuantos programas y aplicaciones podremos tener abiertos de manera simultánea. Como en todo, hay muchas marcas y muchos tipos. Los mejores son los de muchos núcleos o “cores” que sería el equivalente (dicho de manera muy burda) de tener varios de estos en la máquina.
Hoy por hoy la mejor marca para estos son los de marca Intel, indudablemente, que cuenta con una serie que empieza con la letra i (i3, i5 e i7). Entre más alto sea el numerito, será mejor la velocidad de proceso y mejor se comportará la computadora.
Si ustedes quieren usar programas muy complicados para realizar diseño, video, manejo de grandes cantidades de audio, lo mejor es lo más grande, pero si ustedes tienen los parámetros que hablamos más arriba, lo ideal es un i3, que no encarece mucho el precio del equipo.
Lo único que hay que revisar, y con lupa, es que sean de “Tercera generación”; ojo, por ahí hay muchos equipos todavía con procesadores de segunda generación así que chequen muy bien en las especificaciones y que el empleado les confirme que es de tercera.

Disco Duro
Los fabricantes de computadoras nos han convencido de alguna manera de que TODA nuestra vida cabe en una computadora: TODA nuestra música, TODAS nuestras fotos, TODAS nuestras cosas deben de ir en el equipo.
No hay mayor estupidez.
¿Qué pasa si nos roban o se descompone el disco duro donde almacenamos TODA nuestra vida?
Lo ideal es manejar discos duros externos y utilizar el espacio dentro del de la computadora lo mínimo posible; es por ello que no debemos de dejarnos llevar tanto por grandes discos o unidades de almacenamiento. En estos tiempos cualquier máquina trae entre 250 y 500 GB (medio Tera) y eso tendría que ser suficiente si utilizamos un disco duro externo para guardar la información importante.

Memoria RAM
Esta es de suma importancia debido a que afecta directamente el desempeño de una computadora y su capacidad de realizar diversas tareas. Esta también maneja un “numerito” y es obvio que, entre más grande, es mejor.
Una computadora para las actividades de las que hablamos más arriba le basta cualquiera que sea de 4GB o superior.
-o-
Si ustedes localizan equipos con este tipo de características sólo les quedará elegir la marca y el precio, que seguro debe de caer en el rango de entre los 8 y los 12 mil pesos. De aquí nada más tienen que checar el sistema operativo (Windows 8), la cantidad de entradas USB y la capacidad del lector de discos (DVD, Blu-ray). Todo lo demás que les ofrezca el encargado ya cae en un papel secundario y pude considerarse como valor agregado.
Armando Reygadas es editor de  RESEÑANDO.COM

No hay comentarios: